¿Hay un número perfecto para el número de cuotas de un pago a plazos?


El número de cuotas a la hora de financiar una compra puede ser uno de los factores que decanten la balanza a la hora de decidir si queremos financiar o pagar al contado.

Hay gente que prefiere que no sea demasiado largo pero sin que las cuotas sean muy altas, otros que prefieren pagar en menos plazos sin importar que la cuota suba y otros que no tienen problema en pagar muchas cuotas si eso les permite rebajar mucho el importe a abonar en cada cuota.

¿Cómo escoger el número de plazos?

No hay un número mágico que sirva para todo o para todos y eso es algo que hay que tener muy en cuenta. No es lo mismo financiar tus compras de moda o belleza que financiar la compra de un coche.

La fórmula perfecta también puede cambiar ya que son muchos los factores que influyen en el número de cuotas a escoger pero usar el sentido común y analizar bien los datos siempre ayuda.

Lo primero es analizar el precio de los productos ofertados en tu página online y el ticket medio de compra para poder escoger un número de cuotas que tenga un buen equilibrio entre el importe a abonar cada mes y la duración de la financiación.

Un factor vital a tener en cuenta cuando se quiere ofrecer la posibilidad de financiar los pagos es escoger una fórmula que sea perfecta para el cliente pero que no afecte a la liquidez de la empresa.

Con ViaBill no te tienes que preocupar de que el aplazamiento de las compras de tus clientes afecten a tu liquidez, cuando el cliente realiza el pedido y se aprueba la financiación tu recibirás el pago completo del artículo.

Al alargar el número de cuotas el importe a abonar se reduce considerablemente pero puede no resultar tan cómodo al consumidor que puede encontrarse con más de una financiación a la vez.

 

Antes hemos comentado que el número mágico no existe pero para compras inferiores a 300€ sí hay un número muy interesante y si encima se ofrece sin intereses, ¡mucho mejor!

Paga en un trimestre

Desde pequeños nos acostumbramos a pensar de 3 en 3: el año escolar se mide en trimestres, las estaciones duran 3 meses…

Un trimestre es un periodo de tiempo que nos suena natural, el 3 es un número cómodo.

El pago en 4 plazos, uno al realizar el pedido y los otros tres financiados, te da la flexibilidad de un pago aplazado y pasa tan rápido que en cuanto menos te lo esperas ya has acabado de pagar tus compras. No da tiempo a que pueda resultar pesado o a que parezca que el pago final nunca llega.

 

La flexibilidad en un método de pago no tiene que llevar consigo ni un sentimiento de carga ni unos intereses que alteren el precio del producto.

La compra es una decisión emocional pero cuando se acaba un ciclo también se siente una emoción. Es inevitable sentir satisfacción al acabar las cuotas de un pago aplazado, sobre todo cuando ha sido fácil, rápido y no ha supuesto ningún tipo de interés que encarezca la compra inicial.

No olvidemos que un cliente feliz es un cliente que vuelve.


Encuentra artículos relacionados

Encuentra artículos relacionados