¿Cómo puede beneficiarse la tienda de toda la vida de los pagos online?


La línea entre cliente online y cliente offline se ha difuminado hasta casi desvanecerse.

Es cierto que los acontecimientos recientes han ayudado a acelerar el crecimiento del ecommerce pero es una simple una tendencia. Es un cambio de hábitos que ha llegado para quedarse.

Mientras los pure players del ecommerce han empezado a interesarse por acercar sus productos a la gente, las pequeñas tiendas de barrio ya no tienen miedo de dar el salto online.

 

Ventajas de dar el salto online

La experiencia que se vive en una tienda de barrio en la que te conocen y te cuidan no se va a poder extrapolar al mundo digital pero sí podemos acercar esa filosofía y esos productos a los internautas que tienen poco tiempo para comprar en la tienda física.

Las tiendas de barrio, hasta ahora, han vivido gracias a los clientes habituales que les visitan a menudo. Pero si en algún momento estos clientes no pueden acudir a la tienda por cambios de horarios o por causas de fuerza mayor, sus ventas se ven afectadas drásticamente.

Tener más de un canal de venta sin duda ayuda a captar nuevos clientes que, en el caso de la tienda física, siempre pueden ir a ver o a probar si lo que han descubierto online realmente les interesa.

 

El pago online

Una de las preocupaciones de las tiendas de barrio es cómo escoger las mejores formas de pago online.

Hay muchas opciones y lo mejor es hacer un pequeño estudio antes de tomar una decisión para asegurarse que el método de pago escogido es el más adecuado para sus clientes.

Hay muchas soluciones de pago online seguras tanto para los clientes como para las tiendas de barrio. Se ha avanzado mucho en la confianza online y algo tan sencillo como una cuenta de Paypal puede marcar la diferencia.

Pero el pago online trae otra ventaja más a la tienda de barrio. Cada vez hay más usuarios que aprovechan el click and collect, miran un producto online, lo compran y cuando les va mejor lo pasan a recoger.


¿Cómo dar el salto online?

Ya no hace falta un gran presupuesto o tener un ecommerce propio para poder dar el salto. Cada día nacen nuevas opciones para que las tiendas de barrio puedan beneficiarse de las ventas online.

  • Ecommerce propio: tiene sus pros y sus contras pero es una buena opción para los que tengan ciertas habilidades técnicas
  • Social selling: Usar las redes sociales para vender es cada día más común y una manera fácil y rápida de empezar
  • Marketplaces: cada día nacen nuevas opciones a parte de los grandes del sector que pueden ser interesantes para esas pequeñas tiendas
  • Apps: Esta es una tendencia a explorar a fondo. Durante la cuarentena han nacido varias apps para ayudar a las tiendas de barrio a poder seguir vendiendo. Apps como Billionhands, Yerrand, Byzness o Mokkedo han ayudado a muchos a empezar su camino online.

 

Hoy en día es tan sencillo como tener un catálogo online y un número de whatsapp para que cualquier tienda de barrio pueda poner a disposición de sus clientes todos sus productos.


Encuentra artículos relacionados

Encuentra artículos relacionados